martes, 11 de agosto de 2015

D.

Quería dejarlo todo, pero en estas manos vacías y este corazón hueco, no había nada que dejar, más que el pasado triste y una vida gris.

El final y el dolor, habían llegado por mí.

El vacío

Iba hacia a ti, con el alma derrotada, desterrada de ese corazón sin espacio para mí.