miércoles, 28 de julio de 2010

Cuando cambiaste.


Aquél día vi al Chico Hórreo , me costaba creer que era él pues siempre lo había visto con su cabello negro , obvio el color del cabello había cambiado , ahora era azul , pero no era solo eso.



Era como la muda vacía que dejan tras de si ciertos animales, esa fue la primera impresión que tuve. Me recordó a una habitación vacia después de que todo mundo la hubiese abandonado. Algo precioso en extremo (lo que me había atraído fatalmente a la Princesa del ático, y lo que me había hecho estremecer a mí desde el primer día que lo conocí) se había perdido para siempre. Y lo que había tomado su lugar no era la existencia, sino la ausencia.



No era el calor de la vida , sino la quietud del recuerdo.




domingo, 25 de julio de 2010

Ser ý amos


En mis sueños siempre seríamos dos fugitivos cabalgando a los lomos de un libro, dispuestos a escaparse a través de mundos de ficción y sueños de segunda mano.

domingo, 11 de julio de 2010

Distinta.


Con todo., jamás volveré a ser la misma.

A partir de mañana seré una persona distinta. Pero nadie de los que me rodean se dará cuenta de que he regresado a la ciudad transformada en otra. Porque exteriormente nada habrá cambiado.

Pero, algo dentro de mí ha quedado convertido en cenizas, ha desaparecido.

Ha corrido la sangre. Dentro de mí , algo, alguien, se irá. Con la mirada baja, y sin decir palabras, la puerta se abrirá y asi de fácil también cerrará. La luz se va a apagar.


Para mí, tal y como soy ahora…. Hoy es mi último día. Este es mi último atardecer. Cuando amanezca, yo, tal como soy ahora, ya no estaré aquí. Una persona distinta habrá ocupado mi cuerpo.


martes, 6 de julio de 2010

Conversión.


Dices ser un monstruo.

Lo que no sabes es que yo misma me convertí en uno , en el mismo momento en que te lastimé.