sábado, 31 de diciembre de 2011

Y así quedan los dos solos, callados, con millones de cosas en la cabeza que no se han atrevido a decir. Que se quieren. Que se echan de menos. Que no son amigos, ni lo serán nunca, por mucho que quieran aparentarlo. Que no quieren una última noche, sino un millón, un millón y una de últimos besos.
Pero no lo dicen, ninguno de los dos. Porque no era el momento. Ni era lo apropiado. Y porque, además, iba en contra de las reglas.

lunes, 19 de diciembre de 2011

I guess there's only one option,
To stop trying to share my happiness with you,
Because simply being happy seems to be not enough,
Because I seem to be not good enough,
It is clear to me that you aren't good enough to give my happiness to.

sábado, 17 de diciembre de 2011

El Jardín.


En mis pensamientos le he dado un espacio que llamo "el jardín". 


 "El jardín" permanece en nosotros desde la época de nuestra insolencia, alegría de jugar e irresponsabilidad. Por tanto, cosas más hermosas que sensatas crecen en él para siempre.

 
Por esa razón, nos refugiamos ahí de vez en cuando e, invisibles para los demás (escondidos tras la valla), nos dejamos llevar tiernamente por nuestros sueños, ilusiones e imaginaciones, por románticas, felices y ficticias historias que tienden a ser más vivas tras las puertas cerradas de nuestro jardín que cualquier otra realidad.

 
Aquí venimos a pasar nuestros momentos festivos con todo aquello que la razón dejó a un lado, pero sin lo cual perderíamos el juicio.


 

Mientras hay tiempo

Nos atascamos de muchas formas. Nos atascamos donde todo el mundo se atasca. Nos atascamos por pensar que la vida era infinita. En ese error de cálculo se originan los mayores tropiezos. Nos atascamos porque ni él tenía aguante para atarse a mí ni yo tenía coraje para soltarme. Nos atascamos porque él se educó callando, no poniendo nombre a las cosas, y yo me eduqué en el mundo de mi madre, que era un mundo de palabras. Nos atascamos porque no éramos iguales ni demasiado diferentes. Nos atascamos porque él había reducido el perímetro de su defensa a un palmo y yo aún creía en librar batallas en campo abierto. Nos atascamos porque su depurado solipsismo lo llevaba a conformarse con lo no expresado y yo exigía hechos. Nos atascamos porque ambos creíamos merecer más de lo que teníamos. Nos atascamos porque él no supo crecer y yo tampoco.
Nos atascamos porque las grandes enseñanzas de la vida a menudo llegan demasiado tarde.




estarse quieta y esperar.


Dicen que todo lo que nosotros estamos buscando, también nos busca a nosotros y que, si nos quedamos quietos nos encontrará. Es algo que lleva mucho tiempo esperándonos. En cuanto llegue, no te muevas... Descansa...
Deja a tu sabiduría asentarse en tus huesos y deja a tu alma cantar, bailar y amar libremente. Está ahí para cada una de nosotras.

a salvo?


Cumplí esos veinte años y ya estoy fuera de peligro.
No moriré de amor como tus hijas, no moriré como murió mi madre, como murieron las Santamarina. Ahora conozco la naturaleza de mi don. "Nada, nadie, nunca, te hará sufrir." Pero olvidaste un detalle menor entre los peligros mayores de los que quisiste protegerme. Una pequeña cosa.
Olvidaste que el amor duele como la belleza. Duele como la vida. Duele cuando más fuerte es, más bello es. Duele porque uno tiene miedo de perderlo. Porque uno sabe que ni la belleza, ni el amor, ni la vida duran eternamente. A mí no me importaba. Hoy no me importaría sufrir si pudiera sentirme una vez más como me sentí una mañana en la terraza del Omiros, un día en los brazos de Kostas. Quisiera haber muerto en Kamari.
Pero tu deseo se cumplió. El don me lleva lejos. Lejos del fracaso, de la locura, de todas las tristezas del mundo. Y también del amor. Con un golpe de sueño. Con un nuevo dibujo.
He vuelto a Itaca, no he perdido el ánimo, y el don se perfecciona día a día. Me va bien, todo va bien, siempre va bien, la vida es buena conmigo, Dodo.
Solo en noches como ésta, cuando llueve y sopla el sudeste en Buenos Aires, me pregunto cuántas mujeres felices hay en el mundo, mujeres siempre en viaje, siempre solas. Mujeres con un don, como yo...


jueves, 15 de diciembre de 2011

Adiós.






—  Es una novela. En una novela no hace falta escribir la verdad,  ni siquiera algo creíble.
— ¿No, no. Cómo que no es creíble?
— ¡Ah, Benjamín! La parte esa cuando el tipo se va a Jujuy; El tipo llorando como si fuera un desgarro y ella corriendo por el andén como sintiendo que se iba el amor de su vida, y tocándose las manos a través del vidrio como si fueran una sola persona, y ella llorando como si supiera que le esperaba un destino de mediocridad y desamor,  casi cayéndose en las vías como queriendo gritar un amor que nunca se había animado a confesar.
— Sí, sí fue así. ¿O no fue así?
—… ¿Y si fue así, porque no me llevaste con vos?
Mi tiempo contigo se terminaba, corría, el fin inminente se acercaba. No importa ahora cuanto llore, ni que mi corazón se rompa en mil pedazos, no puedo detenerlo.

Mis páginas en tu libro han llegado a su fin. 


Tú nunca has volado, hoy me preguntaste que se siente volar, y aqui me tienes escribiendo esta estúpida entrada con los ojos llenos de lágrimas.

Te explique que se siente  miedo, y después solo puedes quedarte  viendo como si fuera la primera vez que utilizaras tu vista, aquel paisaje , donde atraves de aquella ventana todo se ve tan diminuto, si existe Dios así es como él ve todo, entonces , por las horas de tu vuelo, puedes sentirte así, como casi un Dios, observando a todos sin que se percaten...

Pero eso no importa ahora. Puesto que quiero explicar por qué me encuentro así por solo explicar que se siente volar.

Es dolor, el dolor de saber que todo eso, y muchas cosas más .... la haras con ella. Y yo me quedaré ahí, con lágrimas en los ojos , sabiendo de sobra que en el momento que te vea partir, tú te olvidarás de mí ,por que será entonces que veré materializado el "tú y ella" .... de qué te puede servir pensar entonces en alguien como yo?

De qué puede servirle a alguien querer y pensar en alguien como yo?

Nadie jamás lo ha hecho.









lunes, 12 de diciembre de 2011

Con él.

No se por qué, pero me daba la sensación de que , a través de él, dormía con la inmensidad de la noche. Cuando no hay palabras, me da la impresión de que  a quien estoy abrazando es, más que a él, a su auténtico yo, sumergido en las profundidades. Hasta que nuestros cuerpos se separan, no pienso en nada. Me basta con cerrar los ojos y sentir su verdadero yo. 


nocturna

Yo me siento feliz, me gusta la noche , me gusta con locura. Durante la  noche , cualquier cosa me parece posible ; no tengo ni pizca de sueño. Soy un animal nocturno.




miércoles, 7 de diciembre de 2011

Contigo creía que todo eso del desamor y de la mentiras era una historia cruel que habia nacido mucho tiempo atrás en un mundo triste , una historia ocurrida en un desierto lejano que ya no podría pasar jamás. No, al menos en el paraíso en el que yo vivía.


Él tenía, no sé por qué , una manera confusa de encerrarse, propia de quien intenta desesperadamente preservar dsu orgullo frente a un destino oprimente y perverso.

domingo, 4 de diciembre de 2011






Soy solo una simple pasajera en la vida de los demás.


Nunca nadie ha querido conservarme.

I've given up telling people what's wrong.



They stay with me for a little while until they realise how messed up I am and how much I hurt. Then they leave me- just like they told me they never will. Everyone breaks that promise. I’m just not worth staying and being there for, am I?
Ojalá tuviera esa cantidad de fuerza, pero ya se me acabó.
Ya no puedo más.
Es como si la luz de mi corazón se apagara, y me convirtiera en un cascarón con una máquina que lo impulsa, todo programado, en automático.