lunes, 30 de noviembre de 2009

Amor. El Momento que puede no llegar.


(Y después de uno de esos análisis que suelo hacer sobre mi misma y mi aparentemente inquebrantable frialdad ante este tipo de temas he terminado escribiendo esto. )






-Para ser honesta no creo en eso del amor, ver para creer- dijo la Chica imantada


-Me alegro, por que es posible, y subrayo posible, que ese momento no llegue nunca , que no te enamores , que no quieras ni puedas entregarle la vida a nadie y que, como yo, cumplas tanto s años como yo y te des cuenta de que ya no eres joven y que no había para ti un coro de cupidos con liras ni un lecho de rosas blancas tendido hacia el altar, y la única venganza que te quede sea robarle a la vida el placer de esa carne firme y ardiente que se evapora más rápido que las buenas intenciones , y que es lo más parecido al cielo que encontrarás en este cochino mundo donde se pudre todo, empezando por la belleza y acabando por la memoria.

2 comentarios: