domingo, 7 de febrero de 2010

660. Donde acababa la Tierra.


Mil veces he huido de mi sombra,siempre mirando a mi espalda, siempre esperando encontrarla al doblar la esquina, al otro lado de la calle o al pie de mi lecho en las horas interminables que precedían al alba.
Nunca he permitido que nadie me conociese el tiempo suficiente como para preguntarme todo lo que yo a veces deseaba que preguntasen.

Simplemente ,estaba tan cansada de tener miedo , de vivir y morir de recuerdos, que me detuve , ahí donde acababa la tierra y empezaba un óceano que, como yo, amanecía cada dia como el anterior, y me dejé caer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario