sábado, 6 de marzo de 2010

A donde ir.


No tengo a donde ir,
así que iré a cualquier lugar
a cualquier lugar...
porque no tengo a donde ir...

(portando el aliento perdido de las grandes esperanzas....)




1 comentario:

  1. Me corres por las venas,
    eres la Vida que me persigue
    para arrancarme una a una
    las palabras que me habitan.
    Si mis manos te besan,
    o mis ojos,
    me balbucea el aliento.
    Ay mi bien,
    recuérdame cómo reconstruíamos el mundo
    con nuestros besos,
    con el sur de nuestro vientre,
    con la tierra y el agua
    que nos ha parido la voz inundada de jazmines.

    ResponderEliminar