sábado, 3 de abril de 2010

Cuando te disparan....sangras.



Hace tiempo, ví la entrevista del elenco de una película, una periodista levantó la mano y preguntó “¿y que necesidad hay de mostrar tanta sangre?” .


Uno de los actores contestó “Pero, señora , es que, cuando te disparan , sangras” La película se filmó en plena guerra de Vietnam.


Me gusta esa frase. Probablemente por que creo que es uno de los principios básicos de la realidad. Aceptar las cosas difíciles de desentrañar, como cosas difíciles de desentrañar, aceptar el hecho de sangrar. Disparar y sangrar.


Es que cuando te disparan, sangras.


Era justamente por eso , por lo que yo escribía. Pienso , abstractamente en un feto ciego llamado comprensión , que flota en un líquido amniótico opresivo y vacío llamado incomprensión. Tal vez esta es la razón por la que mis escritos se alarguen sin medida o nunca se completen. Que se me escapen de las manos. Yo aún no puedo comprender esto. Ni técnica , ni moralmente.

Pero todo lo que escribo en el blog, no es una novela. ¿Cómo podría llamarlos? …En suma, sólo son frases. No necesito pulirlas. Es como si pensara en voz alta. No tengo aquí ningún deber moral. Yo…, pues sí, yo solo estoy pensando. Pasé 3 años sin pensar en nada y tardé mucho en volver a hacerlo.

Pero ahora estoy pensando. Seguiré haciéndolo (a veces hasta el amanecer).

No hay comentarios:

Publicar un comentario