martes, 20 de abril de 2010

Ni confiar, ni esperar.


Ya no espero nada de nadie,
no espero que me entiendas,
no mencionaré ni un nombre,
no creo que valga la pena.


Se que no existen amigos aunque me tengo a mi misma,
se que puedo vivir sola sin caerme en el abismo,
es el relato de cualquier historia en cualquier parte,
no confies en nadie puede fallarte,
esto solo son consejos que esta chica puede darte,
pero a partir de ahí dejo en tus manos lo de fiarte.


Son cosas de la vida, son cosas de tu historia,
cosas del día a día hay penas pero también glorias,
dias en los que vuelas dias que te caes en fosas,
en el jardín plantado hay mala hierba y también rosas

Y es que son cosas de la vida, capítulos de mi historia,
aquel cuento de hadas se convirtió en más pena que gloria,
en escoria derramada, llantos sobre una almohada,
porque desgracia me aclama y me acompaña hasta la cama.



Engañate vive empeñado en decir que la vida es bella,
pasan horas, dias, meses, años y aun confias en ella,
el daño ya pasó vive el hoy o perderás el mañana,
esta es la historia de alguien que ya no confía en nada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario