lunes, 3 de mayo de 2010

Bi-existencia.


-Yo antes estaba vivo, ahora todavía lo estoy, estoy realmente frente a ti, hablándote. Pero lo que hay aquí no es mi verdadero yo. Lo que ves no es más que una sombra de lo que alguna vez fui. estas realmente viva. Pero yo no. Incluso las palabras que pronuncio ahora me suenan vacías como el eco. -

Sin decir nada, la Chica Imantada rodeó al Señor-Pájaro-que-da-cuerda por los hombros con un abrazo. No encontró las palabras adecuadas. Por eso inmóvil podría seguir abrazándolo hasta la eternidad.

Quería al Señor-pájaro.que-da-cuerda. No hacía falta decir que quería al “Señor –pájaro-que-da-cuerda de esta orilla. Pero quería también , con la misma intensidad, al Señor-pájaro-que-da-cuerda que seguramente se encontraba en la otra orilla. Era un sentimiento intenso. Cuando pensaba en ello, sentía un chirrido en su interior, como si estuviera partiéndose en dos.

Pero aún le quedaba una duda. Si esta orilla en la que el Señor-Pájaro-que-da-cuerda está ahora no es el mundo de su imagen real original (es decir, si esta orilla, era la orilla opuesta) , ¿quién diablos era ella, qué hacía allí , compartiendo simultánea e íntimamente su existencia con él?

No hay comentarios:

Publicar un comentario