sábado, 14 de agosto de 2010

Atrapada en esta media luna eterna , te he dedicado estas palabras sin sentido.







Sabes?




Sueño contigo a menudo. Son unos sueños llenos de coherencia y muy vívidos. En sueños tú siempre me buscas desesperadamente. Es como si estuvieramos en una especie de laberinto y tu siempre estas muy cerca de mí. Quiero gritarte "Ya te falta poco, es por aquí!" Pienso que si me encontraras y me estrecharas en tus brazos, todas las pesadillas acabarían y todo volvería a ser como era antes. Me abrazarías fuerte, y así como en película cursi , lavarías mis manchas y me salvarías para siempre. Quizás rompieras el hechizo y sellaras la salida para que mi verdadero yo no volviera a irse a ninguna parte.Pero no puedo gritar. En la oscuridad, tú no me ves, pasas de largo y te vas. Incluso llegué a creer que hacías todo cuanto estaba en tus manos para acercarte a mí. . Siempre sucede lo mismo (tristemente, es igual en la vida real)




Pero por lo menos aún me quedan fuerzas para soñar ¿verdad?


Eso no me lo puede quitar ni siquiera esta maldita desesperanza que siento. Por eso es que he conseguido mantener encendida la débil llamita de la esperanza en esta ocuridad tan fría y sin salida, por que solo de ese modo mantengo un leve eco de mi propia voz.




¿Puede terminar todo esto de una manera tan simple? ¿ Cuál es entonces mi verdadero yo? ¿Hay algo que te diga que quien escribe estas palabras sea mi verdadero yo? Nunca he estado segura de mi "yo" y tampoco puedo estarlo ahora.




Pienso que algún día, tal vez , alguien logre encontrarme.




Por favor , conserva al menos uno de los mensajes que te he enviado. Por que será un símbolo de que algo bueno nació entre tú y yo. No tendríamos que haberlo perdiddo entonces ¿verdad?




Se me acaba el tiempo. Ya no puedo escribir más.






Adiós.




No hay comentarios:

Publicar un comentario