viernes, 27 de agosto de 2010

A La Chica Imantada.

Si te conozco Chica Imantada, ahora estas mirando la pantalla con esos profundos ojos marrones y rezas (inconscientemente) una oración a un dios en el que no crees. No estas llorando. Eres demasiado actriz como para permitirte derrumbarte en cualquier café internet. Esperaras a llegar a tu habitación y te enroscarás sobre el colchón , y te tirarás de ese cabello castaño profundo por que no serás capaz de llegar a aceptar el hecho de esta tragedia.

Antes de que lo hagas, de todas formas, vor a pedirte una sola cosa. Responde a este escrito.

Lo repito: responde a este escrito.

Tuyo, Señor-pájaro-que-da-cuerda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario