lunes, 4 de octubre de 2010

Resistencia.

Es mi primer día de vuelta a la realidad después de casi dos semanas, y estoy sentada de espaldas a la vista , pensando que el mundo en el momento en que uno cambia, no antes. Lucho cntra él con todas mis fuerzas , pero estoy perdiendo.


Hace unos años y de nuevo hace unos días, esta ventana enmarcaba un vacío. Al otro lado del cristal solamente había cielo . Ahora este cielo arde de furia. Siento la densidad de ahí afuera en mi espalda , sobre mis hombros. Si me doy la vuelta y miro , veo la violencia en sus ojos. Pero no debo darme la vuelta, lo sé. Si miras a los ojos del Chico Horreo solamente una vez, los muertos te devuelven la mirada. El Chico Horreo dice que les va a abrir la puerta , que ellos nos van a abrir la mente , que se van a meter dentro de nosotros y que eso va a ser algo terrorífico y bello.


Eso me hace sentir profundos escalofríos ,pero también cierta emoción no lo puedo negar. Yo misma lo he visto.


Alguna vez , cuando aún era católica, escuché a una monja decir que Dios toca a una persona con un dedo cuando quiere que esta persona despierte y lo vea. Lo mismo hacen los muertos. Sus incontables dedos me están tocando pero me he resistido hasta ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario