jueves, 4 de noviembre de 2010

Postuma reflexión

Bueno esto debería de haberlo subido el Día de Muertos, pero en vista de que mi computadora se unió a las listas de electrónicos difuntos ese mismo día, es hasta hoy que (en las computadoras de la escuela) me pongo a subir esto, una reflexión , en su momento adecuada, ahora postuma al Día de los Muertos.

Día de los Muertos
como dijo Dalí: "hay que devolverle a la muerte su solemnidad y su fascinación " y que mejor modo que hacerlo que transformando esa nostalgia en algo fuera de su propio contexto, no gris y lineal,sino en algo colorido, lleno de formas y colores como la cara de una catrina, donde cada lágrima por esos eres queridos se vuelva en una sonrisa, aunque sea nostalgica ,que nos lleve al menos por un momento más cerca de los que gozan ahora de la sabiduria de la existencia eterna que se envuelve de ese misterio que solo tiene cada lápida y cada recuerdo, que se siente en la piel y en la sangre , y se respira con la esencia de platillos ,inciensos y flores de cempazuchitl , y por que no de esos aromas que tal vez solo nuestra mente y recuerdos conocen, únicos e íntimos para cada uno de nosotros ; como el perfume de la abuela al abrazarla o el dulce aroma que desprendía a cada movimiento , el delicioso olor de los guisos de una madre, el de la tierra mojada que disfrutabas con tu padre, o el de la pintura con la que jugueteabas con un hermano. Son tantos los recuerdos y tan pocas palabras para decirles cuanto viven en nosotros que a veces hay que hacer por lo menos una vez al año de la muerte una celebración a la que todos invitablemente tendremos que unirnos tarde que temprano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario