sábado, 4 de diciembre de 2010

Descubrí que...

Hay un mundo etéreo que termina con el roce de tus manos.

Y una añoranza que solo tienen aquellos que siempre han sido olvidados

Que nos separa siempre, con un fuego que quema todo, pero el recuerdo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario