martes, 3 de mayo de 2011

Corazones Rotos.


-Dime, chica imantada ¿Quién te ha roto el corazón con tanta rabia?-

-Veo que sabes leer más que libros.-

Permanecimos sentados a la mesa unos minutos , en silencio , viendo como los camareros iban y venían .

-¿Sabes que es lo mejor de los corazones rotos?- preguntó el Hombre de las Cien Cartas

La Chica Imantada negó.

-Que solo pueden romperse de verdad una vez. Lo demás son rasguños.

Aquel dia, el Hombre de las Cien Cartas la acompañó hasta la salida, ella se encaminó escaleras abajo. A medio camino se detuvo y se volvió. Seguía allí, observándola.

-Buena suerte, Chica Imantada. Espero que encuentres lo que buscas.

1 comentario:

  1. Un relato inconcluso... la forma perfecta de congelar un sentimiento. Un corazon roto... aunque, hay mil formas de romperse.

    ResponderEliminar