domingo, 25 de septiembre de 2011

Apaga las luces, no soporto que me veas llorar
porque has insinuado que me falta dignidad.
A escondidas busco otro disfraz
y mil posturas que ensayar.

Olvidas que caíste,
y ahora es imposible deshacer lo que me hicíste.
¿Y ahora qué piensas hacer?
Soy nulo y tú distante, y ya nada es como antes.
He malvendido mi identidad,
¿quién va a humillarse con mi intensidad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario