domingo, 25 de septiembre de 2011

Los amantes y los dementes poseen cerebros tan bulliciosos, fantasías tan reales, que perciben más de lo que la razón podrá comprender nunca. El lunático, el amante y el poeta estan creados de imaginación. Uno de ellos ve más demonios de lo que el vasto infierno puede contener. Ése es el loco. El amante, como cualquier fanático, ve la belleza de Helena en la cima de Egipto... 

Estamos hablando de percepciones, amigos. ¿Nos vemos realmente los unos a los otros tal y como verdaderamente somos o sólo vemos lo que queremos ver? La imagen distorsionada por nuestras lentes personales.

Hoy he perdido a alguien... Y lo más gracioso es que ni siquiera sabía quién era.

1 comentario:

  1. Cómo me regala la vida, me sorprende, y es grato, el buscar algo que hoy me atañe en la web y encontrarme cosas como esta página - Gracias - Mis Mejores Saludos -

    ResponderEliminar