domingo, 25 de septiembre de 2011

los colores de una sombra

¿No ves que lo nuestro es raro?

Sigue intacto en mil pedazos
y no logra romperse.


Tanto hablar del fin
que ahora apenas duele.

¿No ves que si hemos perdido
hemos ganado historias que contar?

Recuerda que si caímos en picado
es porque a veces fuimos nubes con la mente.

Creo que voy a empezar a romperme.
Y ya no me importa que mire la gente.

Te he dedicado líneas sin sentido,
líneas que sin puntos son abismos.

Te podrías asomar.
Sin dudar dudaría de tí.

¿Comprenderás si te hablo así...?
¿Te ofenderás...?

Lo conseguí...
Ya no eres más que sombras.

Y antes que te vayas, vas a contemplar.
He hecho algunos cambios, te sorprenderán.

Ya no hay confusión
ya que el rencor duerme ahora en un desván.

He tirado bolsas llenas de ansiedad
y aquellos defectos que uno guarda por guardar.

Ya no sé quien soy,
tan sólo sé que hay más luz de la habitual.

Fue mi última bobada de adolescente,
tú ahora buscas novedad.

* * * * * * * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario