martes, 1 de noviembre de 2011

Un dulce sueño me llamaba, esta noche me dormiría arrullada por el aroma a cempasúchil, esperando despertar en tus brazos entre las ruinas eternas de Mictlan...

No hay comentarios:

Publicar un comentario