miércoles, 7 de diciembre de 2011

Él tenía, no sé por qué , una manera confusa de encerrarse, propia de quien intenta desesperadamente preservar dsu orgullo frente a un destino oprimente y perverso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario