sábado, 3 de marzo de 2012

Las cosas comenzaban a cambiar, yo comenzaba a cambiar, algo en tus ojos ya no movía las arenas de mi corazón, ni causaba  tormentas en mi mente, comenzaba a dejarte, como el viajero después de un naufragio , regresaba a donde debia estar, en aquel lugar seguro dentro de mi misma al que podía llamar hogar, y donde tú no tenias cabida.

1 comentario: