domingo, 24 de junio de 2012

Mientras él duerme.

Estaba ahí, dormido a mi lado y mientras lo observaba y contemplaba sus párpados cerrados y al oír su respiración profunda, empezó a darme la impresión de que podía asomarme a sus sueños de un momento a otro. Y ahí tenía la sensación de entenderlo. Al dormir a su lado como si fuera una sombra, quizás acabe haciendo mío su corazón, como si absorbiera las tinieblas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario