lunes, 6 de agosto de 2012

Esperar y fluir.

He tocado fondo, sinceramente lo he hecho. Me di cuenta que las personas van y vienen, así como lo hace el aire, así como lo hacen las sonrisas, los abrazos, el sol y la luna. Me quedé mirando hacia enfrente, pensando en que la vida pretendía algo bueno para mí, pensé en que las cosas si pasan por algo y que a veces no es conveniente lastimarte a ti mismo sólo porque las cosas no resultaron como lo habías planeado. Tú no haces tus planes, la vida te hace planes, tú sólo debes dejar fluir todo como tiene que fluir. No puedes decirle a una semilla que florezca cuando tú quieres, no puedes decirle a un capullo que se convierta en mariposa, ni pedirle al cielo que llueva. Todo lleva un proceso, todo, y pronto esa semilla florecerá, la mariposa volará, y el cielo te regalará un arcoiris al final de la tormenta, sólo debes ser paciente, espera lo bueno, deja atrás lo malo. Deja de esperar y empieza a vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario