lunes, 1 de octubre de 2012

Extrañar a un extraño

Meditando en mi habitación me llegó el recuerdo de lo que éramos hace algunos años, tantas platicas infinitas, discusiones innecesarias, celos, orgullo, detalles, palabras, momentos, recuerdos. Tu bella ortografía que me volvía loca. Tu madurez que me estremecía. Nuestras imágenes. Extraño sin duda esos momentos. Extraño tu presencia. Extraño tus manías y hasta tus mentiras. Tan irónica es la vida que extraño a un extraño.

                               -Elena Castillo



No hay comentarios:

Publicar un comentario